Para aumentar el ahorro energético recomendamos revisar el aislamiento térmico de su hogar. 

Crear un hogar eficiente no es una tarea complicada si el usuario tiene en cuenta aspectos importantes que van más allá de los técnicos, y en los que influye de manera importante los hábitos de consumo que se sigan en el hogar como también la decoración que se aplique. 

 

Por ese motivo, para aumentar el ahorro energético es importante que el usuario tenga en cuenta tres aspectos básicos en un hogar: 

 

  1. Los materiales con los que se ha construido el hogar y el nivel de aislamiento térmico de estos. Este aspecto es fundamental para conseguir una mayor eficiencia.
    Se cree que un buen aislamiento térmico puede reducir la factura final de la luz y el gas un 40%, minimizando las fugas térmicas. 
  2. Los metros cuadrados del hogar y la distribución. 
  3. Los suministros contratados y los hábitos de consumo que se siguen en el hogar. Estos dos puntos serán clave para el ahorro real de energía. 

 

El último aspecto es básico para que el hogar pueda funcionar correctamente y el usuario pueda ver reducidas las facturas de los suministros. En el siguiente apartado te explicamos cómo sacar partido a los suministros para crear un hogar eficiente y sostenible y ahorrar al mismo tiempo en tus facturas. 

 

¿Cómo aumentar la eficiencia energética de tu hogar? 

 

Aunque al final todo se reduzca a los hábitos de consumo que realice el usuario en su hogar, también existen algunos aspectos que influyen de manera directa en la eficiencia de un hogar y en el ahorro. Te lo contamos a continuación:

 

  1. La tarifa de luz y gas que tenga contratada el usuario será clave para aumentar la eficiencia del hogar y ahorrar en la factura final. Una tarifa que no se ajusta a las necesidades del hogar provocará un aumento del gasto y un servicio deficiente.
    Por eso es importante que el usuario estudie el mercado de las energías y se ayude de un comparador de luz y gas que le ofrezca resultados adaptados a su hogar.
    Una vez sepa la tarifa que quiere, deberá acercarse a alguna de las oficinas de Iberdrola en Barcelona y solicitar información o, en la mayoría de casos por teléfono también podrá realizar la gestión.
  2. En caso de que ya tenga una tarifa contratada, recomendamos que revise la potencia contratada que le ayudará a ajustar el precio de sus facturas. Por lo general, bajar la potencia contratada de la luz supone un reducción de su factura final. Es decir, bajar la potencia contratada o ajustarla es necesario, ya que en muchas ocasiones los usuarios disponen de una potencia más alta y no es necesaria. Así que bajar la potencia contratada será un ahorro importante. 
  3. Instalar iluminación LED de bajo consumo y electrodomésticos de alta eficiencia energética con etiqueta A+++ que le ayudará a reducir el gasto de luz. 
  4. Revisar puertas y ventanas para evitar un mal aislamiento térmico. 

 

Durante el verano es cuando la factura de la luz se ve aumentada de manera considerable. Por eso, El Confidencial ofrece algunos consejos en su último artículo sobre cómo reducir el consumo de la luz durante una ola de calor.