En nuestra web hemos explicado en varias ocasiones que nuestros suelos vinilicos son altamente resistentes y han superado todo tipo de pruebas al respecto (de hecho, si entras en nuestra sección de especificaciones técnicas podrás ver e informarte de todas las características de nuestros suelos vinilicos). Sin embargo, puede ocurrir que, por diferentes motivos, como por ejemplo un material que ha rayada el suelo, una caída de algún objeto no deseado o una exposición demasiado prolongada a algún tipo de sustancia, la lama quede defectuosa. En esta entrada os explicamos cómo sustituir una lama de nuestros suelos de vinilo.

Cómo podemos sustituir las lamas de nuestros suelos vinilicos de forma fácil, rápida y sencilla. Vídeo de ejemplo

A pesar de la resistencia propia de todos nuestros suelos vinilicos (como os explicábamos en nuestra sección de especificaciones técnicas, nuestros suelos vinilicos pasaron una prueba donde fueron sometidos a 25.000 movimientos de una silla con ruedas sin protectores. Tras la prueba, sólo se percibieron ligeras marcas en el pavimento), posiblemente la cantidad de agentes externos pueda perjudicar alguna de las lamas del mismo. Bien sea por un material concreto, bien sea porque un objeto muy pesado ha caído o ha sido arrastrado de forma imprudente encima del pavimento, o tal vez porque un producto inadecuado (por ejemplo, un químico) ha permanecido demasiado tiempo expuesto a la superficie de nuestros suelos de vinilo, una de nuestras lamas puede terminar en mal estado.

Por esa misma razón, conocer de primera mano cómo podemos sustituir una de las lamas perjudicadas de nuestros suelos vinilicos es indispensable para garantizar que los resultados sean lo más excelentes y magnífico posibles. En este sentido, desde www.suelosvallirana.com informamos que sustituir una de nuestras lamas es un proceso muy sencillo y rápido. Con unos pocos pasos (más abajo os los explicamos y, además, os adjuntamos un vídeo), que no requieren conocimientos elevados, podremos sustituir una de las lamas sin ningún tipo de dificultad para nadie.

En primer lugar, utilizaremos un cutter o algún elemento punzante que nos permita levantar una de las puntadas de nuestra lama. Levantada esta última, empezaremos a retirar toda la lama de nuestro suelo vinilico. En este sentido, estiraremos hasta retirarla por completo. Posiblemente, y durante el proceso de retirar la lama, en la superficie se quede adherido algún sobrante de la lama, como por ejemplo su adhesivo. Esto último es muy probable debido a que el adhesivo de nuestros suelos vinilicos se adhiere perfectamente a pavimentos lisos sin porosidad.

A continuación, una vez hayamos eliminado cualquier posible sobrante, procederemos a colocar la nueva lama de nuestros suelos vinilcos. En primer lugar, limpiaremos bien la zona de polvo, cola y todo tipo de suciedades y/o agentes no deseados. En segundo lugar, retiraremos el film protector de la lama (comprobaréis que es muy fácil de retirar). Seguidamente, comprobaremos que el adhesivo propio de la lama engancha bien. Y, por último, instalaremos la nueva lama en el espacio libre del pavimento anterior.

Adjuntamos a continuación uno de nuestros vídeos de nuestro canal de youtube donde podrás ver cómo sustituimos una de las lamas de nuestros suelos vinilicos: